Buddha
Donate

El Octavo Factor: Concentración Correcta

Adaptado de una charla de Gil Fronsdal dictada el 1° de abril del 2000

Así como un timón puede mantener un barco estable en su curso, la concentración ofrece estabilidad y firmeza a la práctica de la atención plena. De hecho, la concentración es tan importante en la práctica budista que a menudo se considera equiparable a la atención plena. Sin la fuerza estabilizadora de la concentración, no podemos sostener la atención consciente sobre las cosas que son más importantes para nosotros, incluyendo la meditación. Es más fácil preocuparse que estar atentos.

Para desarrollar la concentración, es de ayuda entender su valor y apreciar que es realmente útil  enfocarse conscientemente en algo como nuestra respiración. Para alguien no familiarizado con la práctica de la concentración, puede parecer ilógico y contra intuitivo concentrarse en algo desconectado de nuestros principales asuntos. Pero permanecer veinte o treinta minutos poniendo atención a la respiración da a la mayoría de las personas una apreciación tangible del poder de la concentración.

Una mente sin concentración se distrae y fácilmente se pierde en preocupaciones. La mente puede estar tan “distraída por las distracciones que ni siquiera sabe que está distraída”, tan encerrada alrededor de las preocupaciones que es difícil ver más allá del encierro.

Los asuntos de nuestra vida nos pueden preocupar muy poderosamente, tanto que a menudo no nos damos cuenta de que podríamos tener alguna opción acerca de las maneras cómo los entendemos y nos relacionamos con ellos. Algunas veces asumimos que sólo seremos capaces de resolver el problema si tenemos una correcta comprensión del mismo. Creemos que la única manera de relacionarse con nuestros pensamientos y asuntos está en ese mismo mundo de nuestros pensamientos y asuntos.

Es como si estuviéramos en medio de un laberinto en el que las paredes son tan sólo un poco más altas que nuestras cejas. Damos vueltas en busca de la salida, chocando contra las paredes, llegando a callejones sin salida. Nuestras emociones oscilan entre la esperanza y el desaliento,  la confianza y el miedo infundados. Atrapados en el laberinto, parece tan importante salir y, a la vez, tan difícil. Pero si simplemente nos empinamos y miramos por encima de las paredes, desde un punto de vista más alto, veríamos fácilmente la salida.

Nuestro mundo de pensamientos y asuntos puede ser como un laberinto, no nos damos cuenta de que todo lo que tenemos que hacer es “empinarnos” para alcanzar una visión más amplia. Desde una perspectiva más alta, nuestros problemas pueden verse muy diferentes. Puede que no seamos capaces de cambiar el problema como tal, pero a través de la atención plena apoyada en la concentración podemos ser capaces de variar nuestra perspectiva y cambiar radicalmente la forma en que nos relacionamos con la situación.

La concentración trae calma, lo cual puede abrir nuevas posibilidades de relacionarnos con nuestros asuntos. La mayoría de nosotros sabe que una mente en calma nos permite ver y pensar con más claridad. Pero también nos puede ayudar a comprender nuestros asuntos de una forma completamente nueva. Nos permite dar un paso fuera del contexto del laberinto de los asuntos en sí mismos. Problemas tales como las relaciones interpersonales, el trabajo, la salud y la propia identidad se pueden ver a través de nuestra integridad y valores más profundos  y no de los  miedos, deseos y valores populares y superficiales.

En un sentido más profundo, la perspectiva amplia de la conciencia tranquila puede mostrarnos que tener problemas puede ser completamente aceptable. Nos damos cuenta de que la habilidad de ser totales e íntegros no se ve comprometida por el problema. De hecho, nuestra totalidad realmente lo incluye. Esto no significa que nos volvamos complacientes, sino que nuestros intentos de solucionar nuestros problemas no necesitan estar coloreados por un sentimiento de preocupación, insuficiencia o necesidad.

Cuando estamos atrapados por un problema, una gran cantidad de energía se puede perder en nuestra preocupación. Con la práctica de la concentración, conscientemente ponemos nuestra energía en mantenernos presentes y despiertos en algo íntegro.

Un enfoque clásico para el desarrollo de la concentración es la respiración. Cuando permanecemos con la respiración y retornamos a ella cuando la mente divaga, fortalecemos nuestra concentración y debilitamos la preocupación. Con el tiempo, la mente encuentra descanso, apertura y calma.

Para cultivar la concentración en la respiración, puede ser útil explorar diversas formas de prestarle atención. Usted puede tratar de mantener su atención en la respiración o flotar sobre las sensaciones de la respiración. Trate de interesarse en cada respiración como si fuera la primera o la última. Vea si usted puede disfrutar de la calidad sensual de la respiración. Déjese absorber por el proceso de respiración. Sienta devoción y amor por su respiración. Distinga cuando una suave y compasiva aceptación favorece el desarrollo de la concentración y cuando una mayor firmeza de propósito es lo más apropiado. A medida que su capacidad para mantener la atención en la respiración se fortalece, las fuerzas de la preocupación se debilitarán y probablemente se encontrará más tranquilo, más ligero y más abierto.

Cuando la mente se vuelve más amplia y abierta, es posible experimentar dificultades sin sentir que ellas nos pertenezcan. Por ejemplo, al ver el dolor físico como “mi” dolor tiende a desencadenar sentimientos e ideas asociadas con nuestro auto concepto; verlo simplemente como dolor puede hacerlo más fácil de soportar. Lo mismo sucede con las emociones fuertes: si no estamos preocupados con interpretaciones de lo que la emoción dice acerca de nuestra identidad, nuestras vidas emocionales se vuelven más fáciles.

La función más importante de la concentración en la práctica de la atención plena es ayudar a mantener nuestra atención constante y estable en el presente para que podamos ver claramente lo que está ocurriendo en realidad. Nuestra experiencia directa del presente es la puerta a las más profundas revelaciones y al despertar. La concentración nos mantiene en el presente para que la atención plena puede hacer su trabajo.

 

Traducción al español: grupo de estudio La Rueda del Dharma, Fundación Zen Montaña de Silencio.

El Sexto Factor: Esfuerzo Correcto

Esfuerzo correcto, Atención correcta y Concentración correcta son los factores del camino centrado en nuestras actividades internas, lo que hacemos con nuestras mentes y corazones. Esto es distinto de la atención en las actividades verbales y físicas de los tres factores anteriores: Habla correcta, Acción correcta y Modo de vida correcto. La atención y el cuidado con nuestras acciones externas nos preparan para hacer lo mismo con nuestras acciones internas, mentales. Lo que guía a este cuidado es la intención de evitar lo que causa daño y comprometerse con lo que es beneficioso.

La tradición budista llama a menudo a las actividades que causan daño ‘no hábiles’ y a aquellas que son benéficas ‘hábiles’. El uso de estos términos hace énfasis en que podemos cultivar nuestras acciones para nuestro mayor beneficio. El uso de las expresiones hábil y no hábil evita los juicios morales que implican a menudo “bueno” y “malo”, y el carácter absoluto de ‘correcto’ e ‘incorrecto’. Habilidad sugiere ‘aquello que nos puede ayudar’, lo no hábil no es de ayuda. Cuando uno camina por el Óctuple sendero, las actividades hábiles son aquellas que nos ayudan a acercarnos a la paz y a la libertad. Las que no son hábiles nos llevan en la dirección opuesta, hacia el sufrimiento y la servidumbre.

Distinguir las acciones mentales que son hábiles de las que no lo son es el corazón del Esfuerzo correcto. Aquí acciones mentales son los pensamientos, impulsos, sentimientos y estados que surgen y persisten dependiendo de nuestras intenciones y reacciones. Sólo reconociendo si son o no útiles y beneficiosas podemos sabiamente elegir qué pensamientos, impulsos, sentimientos o estados cultivar y cuáles no y dónde queremos poner nuestros esfuerzos. En la práctica del Esfuerzo correcto ejercemos esta opción para fortalecer el camino de la liberación.

El Esfuerzo correcto implica cuatro maneras diferentes de trabajar con nosotros mismos. Podemos (1) prevenir, (2) abandonar, (3) propiciar, o (4) mantener nuestros pensamientos, sentimientos y estados internos. Lejos de ser exclusivamente prácticas budistas, estas cuatro son prácticas comunes en la vida. Por ejemplo, cuando evitamos el estrés  al darnos tiempo suficiente para una actividad, practicamos “prevención”; cuando relajamos nuestra impaciencia mientras esperamos que la luz roja cambie a verde, estamos practicando una forma de “abandono”; cuando apreciamos la actitud  de un niño estamos practicando “el propiciar”, y cuando sostenemos la calma en situaciones difíciles, estamos practicando ‘sostener’.

En la práctica del Esfuerzo correcto utilizamos estos cuatro esfuerzos para proteger y mejorar la calidad de nuestra mente y corazón. La calidad de nuestra vida interior es nuestro activo más importante, lo que bien merece nuestra atención. Cuando vemos claramente que los estados mentales no hábiles disminuyen la calidad de nuestra vida interior, es natural querer prevenir que esto ocurra, o encontrar una manera de detenerlos si ya está ocurriendo. Y cuando sabemos que podemos hacer algo que va a aumentar la calidad de nuestra vida interior, es saludable hacerlo. De esta manera la calidad de nuestra vida interior se puede mejorar.

La prevención, el primero de los cuatro esfuerzos correctos, implica evitar y contener. Evitar significa no ponerse uno mismo en una situación en la que se activen los estados mentales inhábiles. Por ejemplo, si uno tiene una adicción, lo mejor es mantenerse alejado de la tentación. Si uno tiende a enojarse cuando está rodeado de gente enojada, tal vez lo mejor es evitar a estas personas. Este esfuerzo para evitar se basa en el entendimiento de que estamos mejor sin estados mentales ni comportamientos inhábiles.

Contener es la práctica de no ceder a las reacciones y deseos inhábiles. Se requiere reconocer primero los impulsos y pensamientos de ambición, mala voluntad e ignorancia cuando se presentan, y luego mantenerlos a raya para que no actuemos ni los alimentemos con más actividad mental.

Mejor que contener los estados  no hábiles es abandonarlos, el segundo de los esfuerzos correctos. A veces, esto puede ocurrir simplemente dejando ir la actividad mental. Otras veces puede ocurrir entendiendo bien que queremos abandonar. A veces, la visión clara de las condiciones que dan lugar a los estados no hábiles nos puede mostrar los apegos subyacentes para dejarlos ir.

El tercer esfuerzo correcto es propiciar estados mentales, pensamientos e intenciones hábiles. Estas son cualidades que no sólo son útiles en el camino de la liberación, sino que también son agradables en sí mismas. Particularmente útiles son los siete factores del despertar: atención plena, investigación, energía, alegría, tranquilidad, concentración y ecuanimidad. También son útiles el amor-bondadoso, la compasión y la alegría compartida (mudita en pali, appreciative joy en inglés). Algunos de estos estados surgen como consecuencia de la práctica de la meditación y algunos pueden ser cultivados a propósito con otras actividades.

Una vez que han surgido los estados hábiles, el trabajo del cuarto esfuerzo correcto es mantenerlos. Esto implica tanto reconocer cuando los estados hábiles están presentes, como aplicar el primer esfuerzo correcto de prevenir que surjan los estados no hábiles. Continuar las prácticas que dan origen a los estados hábiles es también una manera de mantenerlos.

El Esfuerzo correcto requiere prestar atención a la manera cómo lo hacemos. La clase de esfuerzo requerido varía dependiendo de las circunstancias. A veces es conveniente hacer un esfuerzo heroico, otras veces lo que se necesita es un toque muy sutil. A veces, el objetivo de nuestros esfuerzos es benéfico, pero la forma cómo nos esforzamos para lograr esta meta no lo es. Por ejemplo, se puede ser demasiado agresivo o demasiado vacilante, demasiado arrogante o demasiado duro consigo.

Nuestros esfuerzos en la práctica budista pueden ser muy gratificantes cuando el esfuerzo está libre de codicia, aversión y miedo. A veces el esfuerzo puede sentirse casi sin esfuerzo y ser satisfactorio por sí mismo. Ciertamente, puede ser fuente de inspiración  saber que los esfuerzos de uno están dedicados a recorrer el Óctuple sendero, para lograr una mayor paz y libertad en este mundo.

 

Traducción al español: grupo de estudio La Rueda del Dharma, Fundación Zen Montaña de Silencio.

El Cuarto Factor: Acción Correcta

La intención de evitar causar daño está en el corazón de todo el Óctuple sendero. De hecho, sin ella no hay Óctuple sendero. La práctica de evitar hacer daño a través de nuestras acciones físicas es la Acción correcta, el cuarto factor del sendero. Definidas, por lo general, como tres abstinencias, las tareas de la Acción correcta son evitar la muerte de cualquier ser sensible, evitar tomar algo que pertenece a los demás que no se nos ha ofrecido libremente y evitar participar en conductas sexuales inapropiadas. La práctica de estas tres moderaciones puede ser fuente de inspiración si tenemos en cuenta la seguridad y la paz que crean tanto para los demás como para el practicante. En un mundo donde muchas personas están en riesgo de sufrir daño físico, la práctica de la Acción correcta favorece la paz.

El esmero de no matar puede incluir no dañar físicamente a otros. Ésta puede haber sido la intención original del Buda, puesto que la palabra traducida como asesinato, atipata, también significa atacar y herir. La abstención de matar y herir atañe a todos los seres conscientes, a los seres que respiran, no sólo a otros seres humanos. Incluye insectos, plaga y el sacrificio de animales para la alimentación.

Evitar tomar lo que no nos es dado es un estándar más alto que simplemente no robar. Esto significa que no cogemos, ni tomamos prestado ni utilizamos nada que pertenezca a otros, a menos que nos haya sido ofrecido explícitamente. También implica que no nos quedamos con objetos en nuestro poder que por derecho le pertenecen a otros.

Abstenerse de mala conducta sexual es evitar cualquier actividad sexual con otros que pueda causar daño. Significa tener mucho cuidado de no hacer daño a nuestras parejas sexuales. También significa el respeto y la protección de todos los compromisos de pareja que se han hecho, incluidos los de los otros.

Al evitar herir a otros también evitamos hacernos daño a nosotros mismos. Mediante la práctica de La Acción correcta, somos menos propensos a tener una conciencia atormentada. Además, los otros estarán menos propensos a responder a sus heridas queriendo hacernos daño. La Acción correcta también impide que actuemos sometidos a nuestros impulsos de codicia, odio e ignorancia. Esto, a su vez, nos protege de experimentar las consecuencias negativas que provienen de actuar dominados por estas motivaciones subyacentes.

El odio es una motivación común para que surja el deseo de herir o matar, y la codicia está a menudo detrás de robar. Mientras que la mala conducta sexual puede tener una variedad de motivos, en todos ellos hay algún grado de ilusión, sobre todo la ilusión de no reconocer las consecuencias perjudiciales que pueden derivarse de ello. La codicia, el odio y la ignorancia pueden estar todos mezclados con el miedo, a veces como respuesta al miedo. La Acción correcta es una manera de ayudarnos a limitar el impacto de estas motivaciones dolorosas.

Debido a que puede ser más fácil controlar nuestras acciones que controlar nuestra mente, las tres abstinencias de La Acción correcta pueden ser una manera eficaz para prevenir que la codicia, el odio y la ignorancia puedan controlarnos. Cuando la codicia, el odio y la ignorancia son fuertes, no actuar sometido por ellos puede requerir poner en juego una fuerza equivalente para moderarlos. Pero vale la pena. La Acción Correcta mantiene estos impulsos dentro de nosotros, allí donde la atención plena puede ayudarnos a comprenderlos, resolverlos y disolverlos desde adentro sin dañar a otros o causar más daño a nosotros mismos.

Además de estas prácticas de moderación, La Acción Correcta también incluye actuar sobre las motivaciones opuestas. En lugar de la codicia, el practicante puede aprovechar su capacidad de generosidad, en vez de odio, un practicante puede cultivar el amor y el respeto por los demás, en lugar de la ignorancia, un practicante puede dedicar tiempo para prestar atención más cuidadosa a las personas y a los seres con que se encuentra.

Podemos cultivar motivaciones positivas cuando nos enfrentamos con la codicia, el odio y la ignorancia en nosotros mismos. Cuando queremos lastimar a otros, podemos a cambio considerar la situación desde la perspectiva de la compasión. El impulso de tomar lo que no nos es dado podría dar lugar a una exploración de la satisfacción. Siempre que aparece el deseo de una relación sexual es probablemente el mejor momento para preguntarse si la compasión y el respeto están presentes de manera adecuada.

Algunas personas prefieren hacer hincapié en los aspectos positivos de la Acción correcta, ya que no se inspiran con sólo evitar matar, robar o tener una mala conducta sexual. A veces las personas se sienten agobiadas por la naturaleza aparentemente restrictiva de estas enseñanzas. Sin embargo, una ventaja de la formulación negativa de estas prácticas es que a menudo es más fácil determinar qué conductas no implican causar heridas, matar, robar o tener mala conducta sexual que saber cómo ser compasivo, generoso y respetuoso.

Lo ideal sería que los aspectos negativos y positivos de la Acción correcta trabajaran juntos. Al refrenar las acciones dañinas se tiene la oportunidad de estudiar y experimentar comportamientos más significativos e inspiradores que promueven el bienestar de todos. Por ejemplo, la práctica de no – matar puede ayudarnos a cultivar un mayor aprecio por la vida, la práctica de no – robar puede ayudarnos a cultivar el respeto por los demás y la práctica de una buena conducta sexual puede ayudarnos a cultivar confianza.

Además, es importante tener en cuenta el enorme valor de mirar profundamente en las motivaciones y los sentimientos detrás de las acciones que pueden causar daños. Para los practicantes del Óctuple sendero, la Acción correcta proporciona una oportunidad para prestar una mayor atención a la causa subyacente de la conducta inhábil. De esta manera, la Acción correcta trabaja en conjunto con los dos primeros factores del sendero, Visión correcta e Intención correcta. Además, puede ser fuente de inspiración saber que la práctica del Óctuple sendero es una manera de liberar a nuestro ser de estas  “raíces” subyacentes dolorosas y potencialmente destructivas de la codicia, el odio y la ignorancia.

La Acción correcta es la base para las prácticas internas que hacen parte de los tres últimos factores del Óctuple sendero. La Acción correcta es la expresión externa de la libertad y la compasión que crecen a medida que caminamos por el sendero.

 

Traducción al español: grupo de estudio La Rueda del Dharma, Fundación Zen Montaña de Silencio.

Be Part of the IMC and IRC Legacy

Be Part of the IMC and IRC Legacy
Wednesday, February 207:30 – 9:00pm

108 Birch St, Redwood City, CA 94062, USA
Description:Be Part of the IMC and IRC Legacy. Wednesday, February 20. 7:30-9:00 PM. With David Lorey and others IMC and IRC are unique as a community and as an organization because of our reliance on dana. This means that we are sustained by the generosity of the many volunteers and donors who have made the existence of our centers possible. In response to growing interest in supporting IMC and IRC far into the future, we are hosting a community meeting to discuss ways including IMC/IRC in estate planning, as well as other means of long-term support. Whether you are already a part of IMC’s legacy community or would like more information, perhaps even suggesting your own ideas about how you might participate, please join IMC community leaders, as well as IMC’s volunteer planned-giving attorney, for an evening of fellowship, sharing, and information. The evening will start with a brief sit, then a general presentation on ways to benefit IMC as part of your estate plan, followed by sharing and a question and answer period.

Register Now for Memorial Weekend Family Retreat May 25-27th

Memorial Weekend Family Retreat for K – 5th graders and parents / guardians May 25th to 27th, 2019

SATURDAY, May 25th – MONDAY, May 27th. Jikoji Retreat Center, Los Gatos.

Enjoy a weekend of Family Practice, Parent Practice, Hiking, and Community.

We invite you to join us! During this weekend we will meditate together as families, as well as in separate groups for adult caregivers and children. There will also be plenty of time to explore our diversity in a kind and welcoming way, share our cultures and family traditions, enjoy hiking, arts and crafts, and spend free time relaxing outdoors. Everyone will also share in doing simple chores.

Jikoji is a rustic Meditation Center in the middle of an open space preserve off Skyline Blvd. in the Santa Cruz Mountains. Accommodations are camping and a limited number of shared dorm rooms.  Vegetarian meals will be provided.

Registration opens now.  Applications will be due by late April.

To apply, download, read, and complete ALL 3 of the following documents:  

FLIER               INFORMATION              APPLICATION

Four Foundations of Mindfulness Monday Evening Series with Gil

Four Foundations of Mindfulness
Monday evening Dharma Talk series
With Gil Fronsdal
Starting January 7, for the months of January, February, and March, when he is present to teach on Monday evenings, Gil we give talks on the Buddha’s Discourse on the Four Foundations of Mindfulness.  These are the ancient teachings on mindfulness which are the source for the modern prcatice in mindfulness practice.

The January-March 2019 Newsletter is Now Available

The January-March 2019 Newsletter is Now Available

Dharma Talk Videos Now Available

Audio Dharma Video

In 2018 we began to video record some of the Dharma Talks given at IMC, and hosted on YouTube. When one becomes available there is a Video button associated with the talk in the Audio Dharma list of talks. All the video recordings can be reached from the Video link on the left menu on AudioDharma’s homepage.

You can access the Audio Dharma Youtube channel directly at https://www.youtube.com/user/insightmed/videos

In the future we hope to live stream some of our Dharma Talks.

Year End Letter from Gil Fronsdal

Dear Friend of IMC /IRC/Audio Dharma,

Thirty-four years ago a few people began to gather together in Menlo Park on Monday evenings to practice mindfulness meditation and listen to Buddhist teachings. They planted the seed that grew to become IMC. Not only do we now have an active urban meditation center, but we have the Insight Retreat Center, a thriving residential retreat center in Santa Cruz, and also a large “online center” of tens of thousands of people who listen to our talks online through Audio Dharma and other websites.

It is remarkable that these three centers exist entirely due to the generosity of many people. All those who value our teachings, practice in our centers, volunteer, and financially donate to IMC contribute to the field of generosity and goodwill which allows us to continue.

In this annual fundraising letter, I first and foremost want to express my great gratitude to all the people who practice with and support IMC and IRC. For me, our community is a wonderful expression of the liberation, compassion, and love that the Buddha pointed to. When, years ago, I started teaching at IMC, I never could have imagined teaching in such an inspiring community based on the most meaningful values found in Buddhism. Many, many thanks!

The donations we receive in response to this end-of-the-year fundraising letter are a significant means by which we finance our three centers, including new ways to support people’s interest in mindfulness and Buddhist practice. For all forms of support we are deeply appreciative.

May the programs at IMC help address the sufferings of our world and bring Dharma joy to many.

With gratitude and best wishes,

Gil Fronsdal

Donations can be made on the website’s “Donate” page or by sending checks to

IMC,  108 Birch S Redwood City,  CA 94062

January 12 Daylong Retreat with Gil Fronsdal

Daylong with Gil Fronsdal
Saturday, January 12, 20198:30am – 5:00pm
Description:Practicing mindfulness on retreat is one of the foundations for maturing insight meditation. The simplicity, silence and support of retreats contribute to letting go of many of the distractions that get in the way of clear seeing. Retreats also are a wonderful environment for developing a continuity of awareness for an extended period. This particular daylong retreat is meant for people who already understand the basic practice of mindfulness; no instruction will be given. The schedule consists of alternating periods of sitting and walking meditation. At the end of the day Gil gives a Dharma talk. Brief interviews to talk about the practice will be available with Gil. Previous experience is recommended. Bring Lunch. Gil Fronsdal’s biography

Parking Around IMC

Recently we received a neighbor’s complaint about parking near IMC. In addition, a person from the Abigail senior living facility across the street interrupted a Dharma talk to announce that people attending IMC were using their private parking lot. We are eager to be good neighbors. We also realize that if we cannot reduce our parking impact we will need to reduce the number and scheduling of our programs.

Therefore, we ask that people attending IMC events do not park on the 100 block of Birch Street, i.e. the block IMC is on that is a one-way street. The exception is for people who are not able to walk more than a short distance.

It is also important that you not park in the Abigail parking lot across the street from IMC; your car may get towed.

Abundant street parking is found within a 3-minute walk of IMC. These can be found on El Camino, Brewster, Broadway and Hopkins near the intersection with Fulton. Parking further from IMC will not only help our neighbors, it will also provide more accessible parking for people for whom walking is a challenge.

Everyone’s help with this is greatly appreciated.

Thank you,

Gil

 

Summer-Fall 2018 IRC Newsletter is now available

The Summer-Fall 2018 IRC Newsletter is now available

 

 

Practice Discussions

Practice Discussions 2018

Eight-fold Path Program (2018-2019)

TAUGHT BY CHRIS CLIFFORD, LIZ POWELL & BRUNI DAVILA  

Application required to be assigned a mentor:  Application to apply here.  Applications due by Sept. 15, 2018.

Meeting Dates:

  • Sundays 1:00-3:30: Sept 23, Oct 7, Nov 4, Dec 2, Jan 7, Feb 3, March 3, April 7, May 5
  • Saturday (TENTATIVE): June 22 9:30 to 4:30 Concluding Daylong Retreat at IRC, Scotts Valley
 The Buddha’s most explicit path of practice is the Eightfold Path. This is a set of eight practical approaches to bring Buddhist practice into the width and depth of our lives. The Eightfold Path Program is an introduction to each of the Eightfold factors so participants will discover how to apply each set of practices in ways that are personally meaningful. Pre-requisite: completion of IMC’s Introduction to Meditation course or the equivalent.
The program has the following elements:
  1. 2-1/2 hour monthly meetings that include teachings, meditation, and discussions.
  2. Readings, reflections and practices for each month.
  3. A monthly one-hour personal meeting with an Eightfold Path mentor to discuss one’s practice and reflections on the Eightfold Path factors. (Mentoring slots are by application only, see note above, Sunday meetings are open to the public).
  4. Ends with a one-day Eightfold Path retreat at the Insight Retreat Center in Scotts Valley

Pre-requisite: completion of IMC’s 5-week Introduction to Meditation course or the equivalent.

Contact eightfoldpath@insightmeditationcenter.org with questions.

Sep 23 – Introduction to the Program
Oct 7 –  Eightfold Path Program – Right View
Nov 4  – Eightfold Path Program – Right Intention
Dec 2 – Eightfold Path Program –  Right Speech 
Jan 6 –  Eightfold Path Program – Right Action  
Feb 3 – Eightfold Path Program – Right Livelihood
Mar 3 – Eightfold Path Program – Right Effort
Apr 7 – Eightfold Path Program – Right Mindfulness
May 5 – Eightfold Path Program – Right Concentration
(Saturday (TENTATIVE)) June 22 Daylong retreat at IRC Scotts Valley

New Program: The Equivalence of Ethics & Enlightenment With Gil Fronsdal

TAUGHT BY GIL FRONSDAL

Friday Sep 7, Monday Oct 1, Monday Oct 22, Monday Nov 26; 2019—Friday Jan 18, Monday Feb 4, Monday Mar 4, and Monday Apr 8, 9am to 3:30pm

Eight-month program from September to April  providing experienced practitioners an opportunity to delve into some of the deeper teachings of our Buddhist tradition in a community of other committed practitioners. We will study and discuss core principles of the Buddha’s teachings on ethics to understand the ethical nature of his teachings. We will discover how the Buddha’s path to awakening is an ethical path, that awakening itself is an ethical awakening, and that the awakened life is an ethical life. The program includes required monthly readings and writing short reflective essays.

To apply, fill out The Equivalence of Ethics & Enlightenment application.

Participation is by selection. Pre-requisites: at least five years of committed insight meditation practice, five seven-day (or longer) silent vipassana retreats, and completion of IMC’s Eightfold Path Program or its equivalent. To apply go to the IMC website Special Events page in June. Applications due by August 21. Notification of acceptance by August 31.